Crear un asunto del email eficaz

Crear un asunto del email eficaz

Microsoft da unas directrices sobre cómo crear una “línea de asunto” eficaz en sus emails.

Creen conveniente hacer hincapié en este tema ya que más del 35% de los receptores leen aquellos emails motivados únicamente por la línea del asunto. De ahí la importancia que se le concede a esta parte del email. Esta línea es la primera impresión que recibe el destinatario y debe ser clara, concisa, original, atrayente y por supuesto aportar un resumen del contenido del cuerpo del email.

Los factores considerados son, definición de objetivos. Esto supone que tenemos que tener bien definida nuestra acción de email marketing para poder planificar eficazmente el asunto del mensaje

Destacar los beneficios, si conocemos bien a nuestro público objetivo podemos ofrecer exactamente los benenficios que contiene la apertura y lectura de nuestro email.

Personalizar y segmentar, ‘targetizar’ los mensajes en una verdadera relación uno-a-uno. Esto quiere decir que si tenemos un buen control de la base de datos de nuestros clientes podemos conocer qué tipo de mensajes le gusta más a cada cliente, cuáles son los que lee, etc y esto podemos utilizarlo para personalizar cada email.

No se refiere a incluir el nombre de cada cliente porque esto ya lo hacen los spammers y el usuario ya no lo concibe como un email personalizado.

Individualizar, esta línea ha de ser única y diferente al resto, diseñada como si fuera para una única persona.

Crear expectación, ser capaces de crear expectación para que el usuario lo abra cuando lo reciba, no más adelante porque puede suponer acabar en la papelera de reciclaje. Puede utilizarse algún recurso del tipo tiempo.

Crear nuestro propio estilo, destacar nuestro estilo y que éste sea diferente al resto.

Branding. Incluir siempre el nombre de nuestra empresa o del newsletter porque da confianza y evita creer al destinatario que se trata de un correo no deseado a la vez que se familiariza con nuestro nombre.

Relacionar directamente con el campo ‘De’. EL asunto debe estar relacionado claramente con el from del mail para evitar la creencia de ser spam y dar confianza de la procedencia del email.

Optimizar. No repetir información en ‘De’y en el asunto.

Abreviar. El asunto no debe ser superior a 50 caracteres. No utilizar términos como ‘gratis’, ‘100%’, ‘promoción’, ‘oferta’, ‘regalo’, ‘compra ahora’, ‘haz clic’, ‘garantizado’, ‘oportunidad’, ‘importante. No utilizar mayúsculas ni signos.

Y por último fijarse en la competencia y en nuestra experiencia como usuario receptor de emails de este tipo. ¿Qué mails abrimos y leemos y cuáles no según su línea de asunto? Y por supuesto probar y medir el nivel de penetración, hacer pruebas y más pruebas y volver a medir el nivel de respuesta.