Fallos que deben evitarse a la hora de crear boletines electrónicos

Fallos que deben evitarse a la hora de crear boletines electrónicos

Gran parte de los boletines que reciben los internautas españoles no responde a los criterios de funcionalidad necesarios para que el receptor los perciba como algo útil y práctico. Así se desprende de un estudio realizado por la consultora Netydea, que refleja que un 37 por ciento de los boletines carece de una periodicidad definida.

Según los resultados obtenidos por Netydea, los boletines son poco funcionales. Esto tiene una repercusión negativa, puesto que no cumplen de forma eficaz las funciones de fidelización e información para las que fueron concebidos.

Netydea ha realizado una investigación entre los boletines que emiten 21 Webs de información y Comercio Electrónico españolas, analizando cuatro parámetros: periodicidad, extensión de los contenidos, asunto y facilidad para anular la suscripción.

Las conclusiones obtenidas por Netydea con respecto a los parámetros analizados son las siguientes:

Periodicidad

Según el estudio, el 37 por ciento de los boletines no se envía con una periodicidad definida, y también resulta habitual que en el momento de suscribirse, el usuario no reciba información sobre las fechas de recepción.

Netydea recomienda que los boletines tengan unos plazos fijos de envío que los hagan previsibles, con el fin de que el receptor no los confunda con correos basura o spam.

No obstante, la consultora ha descubierto que los boletines informativos suelen ser más regulares que los que envían los comercios On Line.

Extensión

El estudio revela que la sobrecarga de información es uno de los errores más habituales en los boletines, especialmente en los informativos. Según Netydea, un 68 por ciento supera la extensión adecuada.

Asunto

Este es un aspecto al que los boletines prestan más atención. En el 53 por ciento de los casos, se proporciona información al receptor sobre el contenido del boletín en el campo de “asunto”.

Es necesario tener muy en cuenta este elemento, ya que el asunto debe animar al usuario a leer el contenido del boletín. Asimismo, debe ser lo suficientemente claro para que el internauta no lo confunda con correo basura.

Baja de suscripción

Este es el parámetro que más cuidan los boletines españoles, ya que un 90 por ciento ofrece un enlace para darse de baja. Esto resulta importante para que el receptor no sienta que está siendo forzado a recibir información.

Según las estadísticas que maneja Netydea, sólo un 24 por ciento de los boletines cumple tres de estos criterios, mientras que el 76 por ciento responde como máximo dos de ellos.

La recomendación es prestar más atención a la elaboración de sus boletines, para crear un producto funcional, que cumpla con eficacia sus objetivos de información y promoción